• Liam y Yo

    ¿LE TEMES A LA OSCURIDAD?

    Si algo era muy característico de nosotros dos es que la palabra aburrimiento no formaba parte de nuestro vocabulario. Siempre nos las ingeniábamos para pasarla bien. Por ende, que se cortara la luz no era impedimento para nada. Al contrario, era, sencillamente, una verdadera aventura! Vos que me conocés más que nadie en este mundo sabés que no soy muy amiga de la oscuridad. De hecho, le tengo miedo. Pero, con vos al lado, todo era más fácil, ahí, pegadito como estabas diariamente, lograbas que mirara la situación con otra perspectiva. Por lo tanto, en lugar de asustarme o amargarme porque se me había interrumpido algún trabajo, lo tomaba como…