• Liam y Yo

    LA LLEGADA DE ZARAH

    A tus 2 años de edad decidí volver a la Facultad de Periodismo. En aquella ocasión, lo hice para estudiar Profesorado en Comunicación. Como habrás notado por ese entonces tras olfatear mis pertenencias, no sólo llevaba apuntes en mi bolso. También adjuntaba cada día una bolsa con alimento, dado que el edificio estaba repleto de perritos sin hogar. Así fue que conocí a quien, más tarde, se convertiría en tu hermana: Zarah. Zarah estaba diariamente, junto a otros tantos amigos, esperando su comidita y sus mimos. Yo siempre que llegaba a casa te contaba: “hoy los vi a los chicos, se comieron todo. Vos tenés que tenerme paciencia cada mañana,…