• Liam y Yo

    DESCANSO

    Ayer gordito realmente tenía muchas ganas de sentarme a escribir, pero, la verdad, como bien me conocés, no tuve un segundo para sentarme a hacerlo. Fue una cosa tras otra y, siendo este espacio tan especial para mí, no quería hacerlo a las corridas, por lo que decidí tomar un descanso como aquellos parates que hacía cuando estabas conmigo… Habiendo vivido a mi lado durante 7 años conocés muy bien mi ritmo: varias actividades, algunas similares, otras demasiado distintas, horarios estrambóticos, de aquí para allá, con la lengua afuera y sin olvidar la casa que siempre termina siendo un trabajo más. Cuando vos estabas acá, recordarás muy bien que siempre…